Consejos para iluminar el comedor

Consejos para iluminar el comedor

La iluminación es uno de los aspectos claves en el interiorismo de cualquier zona de la casa. Da igual que contemos con los muebles más bonitos, los colores más acertados o los accesorios más ideales, si nos equivocamos con la elección de la iluminación y no la cuidamos, podemos echar por tierra todo el trabajo que hayamos realizado.

Por ello es muy importante que cuidemos la iluminación del salón de nuestro hogar, y para hacerlo hemos preparado una serie de ideas y consejos que nos ayudarán a lograrlo.

Lo más importante en la iluminación del salón es recordar una premisa clave: la luz es natural es importantísima. Debemos potenciar al máximo la entrada de ésta, ya que los rayos del sol benefician a cualquier interior y aumentan la sensación de amplitud, dándole una belleza incomparable a los espacios.

¿Y qué hacemos por la noche, cuando la luz del sol no está presente? Utilizar dos tipos de luz que se adapten a las actividades que se llevan a cabo en el salón. El primer tipo será una luz blanca y potente situada en la zona central de la estancia, ofreciéndonos una iluminación suficiente para poder cenar, charlar o disfrutar de la familia.

El segundo tipo de luz será sosegado y relajado para momentos en los que busquemos la paz y la tranquilidad viendo una película o disfrutando de buena música sentados en nuestro cómodo sofá.

A continuación veremos los cinco tipos de iluminaciones que podemos aplicar en el salón. Conociéndolos podremos usarlos dependiendo de las necesidades particulares de cada uno de nosotros.

El primer tipo de luz es la iluminación ambiental, que es la potente que comentábamos anteriormente. Es un tipo de luz que se sitúa generalmente en el centro de la pieza o encima de las zonas importantes del salón, y que tiene como propósito ofrecernos una luz potente y luminosa.

Igualmente podemos optar por una iluminación puntual, que como su propio nombre indica es la que nos ofrece un punto de luz fuerte en una zona concreta. Ésta es muy parecida a la iluminación funcional, que es la que utilizamos solo para cumplir una función, olvidándonos del aspecto estético de la misma.

Hablando de estética, los dos tipos de luz que nos quedan buscan más la estética que la funcionalidad. Así la iluminación decorativa es la que se centra en iluminar los puntos decorativos destacados del sofá, potenciándolos con su luz.

Por último tenemos la iluminación indirecta, que no es otra que la que trata de iluminar débilmente diferentes zonas de la casa con su luz cálida, ayudándonos a crear un entorno romántico y delicado. Hablamos de la luz de las velas, la luz del fuego de la chimenea, etc.

¿Quieres más detalles sobre iluminación y conocer modelos de lámparas destacadas? Encuéntralas en este enlace http://www.bricodecoracion.com/lamparas y aprende más de los múltiples artículos que en él encontrarás.

Artículos relacionados
Portal especializado en salones. Te ofrecemos una guía perfecta para la decoración del salón.