Decoración de un salón clásico

Salones clásicos

La decoración clásica es un estilo que nunca pasa de moda, pasen los años que pasen. Los toques de estos ambiente son tan atemporales, que pasen los años que pasen, nunca parecen que hayan desfasado, permitiéndoles estar todavía vigentes.

Si estás interesado en crear un salón de estilo clásico, en el siguiente artículo te hablaremos de las claves para poder lograrlo. Todos los detalles que necesitarás cuidar para crear un comedor clásico los encontrarás en el siguiente artículo informativo.

El color es uno de los aspectos que más debes cuidar para crear un estilo clásico. Los colores claros deben ser la base para un comedor de estilo tradicional. Decántate por colores claros para las paredes, tonos madera para los muebles, e introduce pinceladas doradas o plateadas en accesorios o complementos del salón.

El mobiliario es otra de las piezas clave en esta decoración clásica del salón. Decántate principalmente por la madera. Ésta debe desprender elegancia pero sobriedad. No busques unos detalles muy recargados, sino en líneas generales decántate por un mobiliario de líneas sencillas.

Lo ideal es que todo el mobiliario tenga el mismo tipo de acabado y la misma tonalidad, ya que la uniformidad es un aspecto clave a tener muy en cuenta. Los muebles con detalles en cristal quedarán estupendamente.

Para los accesorios, decántate por objetos elegantes y refinados. Una vajilla señorial con detalles dorados dentro de los muebles con cristaleras, espejos con marcos trabajados, candelabros, etc. El bronce, el cristal o la porcelana son materiales perfectos para los accesorios. Las plantas naturales también pueden ser protagonistas en este tipo de espacios.

Por otra parte, el terciopelo o la seda son materiales perfectos para la tapicería de las sillas del salón. Para la madera de los muebles opta por el roble, el cerezo o la caoba.

Si tienes espacio suficiente, opta por muebles auxiliares que completen tu decoración: elegantes mesas de centro de cristal, refinados sillones, librerías, alfombras, etc.

Para las paredes puedes optar por espejos o por cuadros de finos marcos en tonos dorados o platas. También puede optar por papel pintado. Éste debe ser de tonos claros con motivos algo más oscuros y un diseño con formas curvadas y clásicas. Los motivos florales, por ejemplo, son perfectos para el papel pintado de una pared de salón clásica.

Hasta ahora no hemos hablado de la iluminación del salón, pero ésta debe ser clara y superior para que no se produzcan sombras incomodas.

Artículos relacionados
Portal especializado en salones. Te ofrecemos una guía perfecta para la decoración del salón.