Decoración de un salón japonés

Salón de estilo japonés

Si estás buscando un estilo elegante, pausado y natural para tu salón, la decoración japonesa es sin duda el estilo que necesitas. En este tipo de espacio el descanso y el relax están asegurados, algo muy especial para relajarnos al llegar a casa después de una larga jornada laboral.

Crear este tipo de salón es sencillo si sabes como realizarlo, y a través de nuestro artículo vas a aprender gracias a los consejos y a las pautas básicas que te vamos a presentar para crear un salón de estilo japonés acertado.

Una de las reglas básicas de un comedor japonés es la de buscar en todo momento el orden y la simplicidad. Muchas de las pautas que son buenas para el estilo minimalista, también son válidas para una decoración japonesa.

Bajo ningún concepto debemos utilizar más elementos de los estrictamente necesarios. Como ocurre en el minimalismo, cuantos menos elementos coloquemos en nuestro salón, más acertado será su decoración. Así que ya sabes, coloca pocos accesorios, no vistas demasiado las paredes, etc.

La naturalidad del espacio es un aspecto primordial, y éste sí se aleja del estilo minimalista. En una decoración japonesa deben primar los materiales naturales, así que nos decantaremos por la utilización de bambú, madera, mimbre, piel, etc. El uso del cristal es bienvenido gracias a la claridad que éste aporta.

Porque la luz es otro de los elementos a tener presente. La luz natural es la más importante de todas. Y para la luz artificial elegiremos luces blancas, que den claridad.

Para la claridad, los colores de la estancia también son importantes, así que en los colores del salón nos centraremos en tonos claros como el blanco o el gris, y también podemos optar por tonalidades claras del verde o del marrón. Todos los colores se elegirán buscando la paz y la armonía.

Pasemos ahora  a uno de los aspectos claves de cualquier decoración del salón: los muebles. Éstos deben ser en la medida de lo posible bajos, porque los japoneses hacen vida desde el suelo y muebles muy altos pueden sobrecoger.

Dos elementos claves en otro tipo de salones, aquí se elegirán de otra manera. Hablamos de las mesas y de los sofás.

La primera la elegiremos baja, y nos sentaremos en unos pequeños almohadones llamados Zafus. El sofá también desaparece, y su alternativa serán los tradicionales futones japoneses. Éste tiene la ventaja que nos puede servir de cama si vienen invitados a casa.

Al hacer la vida casi a ras de suelo, es importante que le prestemos atención a éste. Lo ideal es que el suelo de nuestra casa transmita la misma naturalidad que los demás elementos del salón. Los tonos madera o blancos son lo ideal para esta parte del salón, siempre que sea posible. Si no puedes suplirlo con las típicas alfombras japonesas de bambú. Elígelas en los colores que hemos hablado.

Artículos relacionados
Portal especializado en salones. Te ofrecemos una guía perfecta para la decoración del salón.