Los mejores consejos para ahorrar en la iluminación del hogar

Ahorrar en la iluminación

Sabemos que la luz no es demasiado barata como para ir desperdiciando energía. Si quieres ahorrarte una sorpresa en la factura de la luz es aconsejable que tengas en cuenta una serie de medidas que te proponemos a continuación. Así mismo, si tu idea es contribuir a un mejor planeta no debes pasar por alto estos consejos que te proponemos en este artículo. Comenzamos con el primero de ellos.

Reduce el número de bombillas

Quizá, muchas veces no nos damos cuenta de que estamos gastando demasiada energía con luces que no nos son de utilidad. Por ejemplo, con las luces del baño. Muchas de los aseos tienen espacio de fábrica para colocar en ellos hasta tres o cuatros bombillas y no somos conscientes del uso que estamos haciendo. Lo mismo ocurre en otros lugares de nuestra casa, como en los pasillos o en la cocina.

Lo que debes hacer es elegir las luces que alumbran las zonas más importantes y que abarcan más campo de visión y eliminar aquellas que solamente intensifican su potencia. Esta es una de las primeras opciones que debes tener en cuenta para ahorrar en la iluminación del hogar.

Cambia el tipo de bombilla

Si todavía estás utilizando bombillas del tipo incandescentes —las normales de toda la vida— cambia a otro tipo de bombillas de tipo LED que aprovechen mejor la energía y que proporcionen más luz. Y es que las bombillas de tipo del o las de bajo consumo obtienen resultados mucho mejores que las tradicionales. Estas últimas generan la luz debido al calentamiento de un filamento metálico por el cual circula la corriente. El problema es que la mayor parte de la electricidad que circula por él se convierte en calor (85%), mientras que el resto se convierte en luz (15%). En cambio, en las bombillas LED el proceso es mucho más eficiente. Este proceso se conoce como electroluminiscencia y en este caso los diodos LED transforman el 80-90% de la energía recibida en luz.

Así mismo, si quieres que la iluminación sea mayor pero el consumo menor, puedes aprovechar el tamaño de los tubos fluorescentes de tipo LED y utilizarlos para iluminar la sala o habitación. En LamparaDirecta.es puedes encontrar un amplio catálogo de tubos LED que te ayudarán a aumentar considerablemente la iluminación de tu vivienda, a ahorrar en el consumo y a reducir el número de bombillas.

Apaga las luces

Por supuesto, si lo que quieres ahorrar en el consumo de iluminación, asegúrate siempre que apagas las luces cuando no las estás utilizando. Muchas veces no nos fijamos y dejamos una luz prendida en la habitación mientras vamos a la cocina o nos distraemos con otras cosas. Lo mismo ocurre cuando salimos a la calle y olvidamos apagar alguna luz.

Si no queremos llevarnos un susto en la factura antes de salir de tu casa asegúrate de que las luces están apagadas, sobre todo, si tienes niños pequeños que son más distraídos.

Evita los momentos más caros

El consumo de energía tiene momentos del día en los que el total consumido es más caro. Estos son, por lo general, de 14-17 horas y de 21-22 horas. En ese periodo de tiempo trata de tener el menor número de electrodomésticos y aparatos encendidos. Haz lo mismo con las luces. Posiblemente de 14 a 17 horas no tengas problemas, ya que todavía hay luz solar, pero en la noche, de 21 a 22 horas, trata de mantener el mayor número de bombillas apagadas.

Si seguimos todos estos consejos y conseguimos reducir el uso de las bombillas, también conseguiremos alargar la duración de estas. Así pues evitaremos gastarnos más dinero, pero también ayudaremos a preservar el medio ambiente con un consumo más eficiente.

Compártelo en tu red social: