Mesas de comedor

Mesa de comedor clásica

Las mesas de comedor son uno de los mayores dolores de cabeza para los que nos ponemos con la decoración del comedor. Los quebraderos de cabeza no son tanto por el estilo o por el diseño de ésta, sino por los problemas de espacio que hay en los hogares actuales, debido a los metros tan limitados de los que disponemos.

Para aquellos que viven en un apartamento, es un poco difícil poner una mesa de comedor con capacidad para 10 personas, por ejemplo. Esto a veces llega a limitarnos a la hora de hacer una fiesta en casa, porque tenemos que pensar bien los invitados que van a caber en nuestra mesa.

A veces solucionamos este problema colocando más sillas en la mesa, combinen éstas o no con la mesa. De esta manera cabe más gente en la mesa, sí, pero éstas no combinan para nada con la mesa y causan un impacto negativo.

Lo que intentaremos hacer en el siguiente artículo es mostraros una serie de soluciones para elegir la mesa de comedor perfecta de acuerdo a nuestras necesidades, sin olvidar ni por un momento el lado decorativo de ésta, por supuesto.

Para los grandes comedores las opciones son muy diversas. Pero más allá del diseño de ésta, lo importante es su tamaño. Éste debe estar perfectamente ajustado al tamaño del comedor. Una mesa demasiado pequeña o demasiado grande arruinará nuestros trabajos de decoración.

En este tipo de ambientes grandes la elección más común son las mesas rectangulares, que son capaces de albergar a muchas personas al mismo tiempo. En este tipo de mesas lo más importante es que todas las sillas combinen a la perfección con ella.

En los comedores pequeños es cuando se presentan los dolores de cabeza. Para acertar con la elección debemos saber muy bien las medidas de nuestro comedor y la distribución que vamos a hacer de los muebles. De esta manera sabremos muy bien la medida de la mesa que deberemos elegir. Recuerda que siempre debe ser posible circular sin problemas por cualquiera de los lados de la mesa.

Una solución para ahorrar bastante espacio es decantarnos por mesas redondas. Las mesas cuadradas o rectangulares llegar a tener espacios que denominamos muertos, como son las esquinas. Este problema desaparece con las mesas redondas, en la que cada centímetro de mesa es utilizado. Además ya no tendremos el problema que generan las esquinas a la hora de bloquear el paso.

Otra solución muy práctica es el uso de mesas extensibles. Éstas son mesas que se pueden plegar para ahorrar espacio cuando no las necesitemos, pasando a ocupar el espacio de una mesa de 2 o 4 plazas, pero que si la necesitamos puede ampliarse hasta alcanzar casi el doble del espacio inicial.

De esta manera no tendríamos que buscar mesas adicionales que estéticamente quedan muy mal cuando tenemos invitados en casa.

Artículos relacionados
Portal especializado en salones. Te ofrecemos una guía perfecta para la decoración del salón.